Grupo Unamacor crece ante la crisis

By | Normativas, ayudas y sector reforma | No Comments

Celebramos nuestro vigésimo aniversario con la incorporación de un inmueble de nueva construcción, situado a pocos metros de nuestra actual central de compras. La nave de 4.000m2 nos consolida como referente en el sector de la venta de material de contrucción, convirtiéndonos en una de las centrales de compra con más peso en Andalucía.

Nueva nave 2013

Nueva nave 2013

El pasado mes de marzo de 2.013 se firmó la ampliación del centro logístico con la compra de nuevas instalaciones. La nueva edificación dispone de tres plantas, con una superficie total construida de 3.765 m2. El resto del solar, unos 2000m2, corresponden a acceso peatonal y plazas de aparcamiento.

Desde el nacimiento en 1993, hemos apostado por la diversificación y la calidad en el servicio, como filosofía empresarial. Enmarcado en este pensamiento, las nuevas instalaciones permitirán un considerable aumento en la zona de exposición, ampliando tanto la gama de productos como la diversificación de estos, ofreciendo una solución integral tanto al sector profesional, como al particular.

Mantenemos nuestro empeño en la generación de riqueza y crecimiento en la provincia de Córdoba, evitando la deslocalización de sus recursos y con un firme propósito de crecimiento.

Normativa vigente para los armeros

By | Normativas, ayudas y sector reforma | No Comments

La normativa en vigor para todo tipo de cajas de seguridad incluidos los armeros es,

UNE-EN-1143 del 6 mayo de 1997 y BOE Nº 96 del 22 abril de 1998.

Dicha normativa sufre una modificación EN 108136 en cuanto al anclaje de los armeros, cuando  estos no superan los 2000kg y siempre y cuando sean de Grado III (arma corta), deben anclarse al suelo mediante una plataforma de acero que soporte 2000KG, entrando en vigor a partir de Agosto 2011.

Quedan exentos aquellas unidades de almacenaje que estén ubicadas en edificios que cuenten con vigilantes de seguridad 24horas, estén armados o no.

 

Todos los armeros se suministran con un certificado donde se especifica nº de bastidor, características y tipo de arma, que debe presentarse a la autoridad competente para que lo firme.

 

Existen armeros de Grado I (rifles), como ya hemos dicho quedan exentos de la modificación EN 108136, PERO NO DE LA NORMATIVA UNE-EN-1143, estos armeros serán anclados a la pared o al suelo según elija el propietario de una forma convencional.

 

Otro tipo de armeros serían aquellos que se utilizan para armas de colección que no se sujetan a NINGUNA NORMATIVA, este tipo de armero seria el conocido como LÁSER  de BTV, insisto para armas de colección.

 

Síntesis de las medidas fiscales para la reforma y su aplicación

By | Normativas, ayudas y sector reforma | 2 Comments

Indicamos una síntesis de las medidas fiscales para la reforma que ya están en vigor.

Sobre la deducción

  • En el capítulo de deducción del 10%:
    • Aplicable respecto de las cantidades satisfechas desde el 14 de abril de 2010 hasta el 31 de diciembre de 2012.
      • La base de esta deducción son las cantidades satisfechas, mediante tarjeta de crédito o débito, transferencia bancaria, cheque nominativo o ingreso en cuentas en entidades de crédito, a las personas o entidades que realicen tales obras.
      • No se aplicará la deducción a cantidades satisfechas en metálico.
    • Se deben conservar las facturas y justificantes de pago citados recibidas y emitidos que justifiquen  las obras correspondientes.
    • Pueden beneficiarse íntegramente los contribuyentes cuya base imponible sea inferior a 33.007,20 € anuales.
    • No darán derecho a esta deducción, las obras que se realicen en plazas de garaje, jardines, parques, piscinas, instalaciones deportivas y otros elementos análogos.
  • Por declaración:
    • 4.000 € anuales, para los contribuyentes con base imponible igual o inferior a 33.007,20 € anuales.
    • Para contribuyentes con base imponible comprendida entre 33.007,20 € y 53.007,20 € anuales, la base de la deducción será el resultado de minorar a 4.000 € el resultado de multiplicar por 0,2 la diferencia entre la base imponible y 33.007,20 € anuales.
  • Por vivienda:
    • La base acumulada de deducción correspondiente a todos los periodos impositivos en que proceda practicar la misma, no podrá exceder de 12.000 € por vivienda habitual.
  • Requisitos que debe reunir la factura:
    • Número y, en su caso, serie.
    • Fecha de expedición o, si no coincidiera, la fecha en que se hayan efectuado las operaciones o en la que se haya recibido el pago anticipado.
    • Nombre y apellidos o denominación, del expedidor y destinatario
    • NIF del expedidor y, en su caso, del destinatario, domicilio de ambos.
    • Debe disponer de un espacio tipo “Descripción de Operaciones”, donde se describan las operaciones realizadas y base imponible a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido (precio sin IVA de la operación).
      • La descripción debe ser detallada y permitir que se pueda conocer sin ninguna duda si se trata o no de una obra con derecho a la deducción: deben evitarse expresiones como “obras”, “obras diversas”, “albañilería” u otras de tipo genérico
      • Así, por ejemplo, podría indicarse que se trata de “obras de albañilería y fontanería para el saneamiento y mejora de las cañerías”, que sí originan el derecho a la deducción, separándolas, si fuese el caso, de otras obras que no originan tal derecho, por ejemplo: “pintura del salón”, e indicando la parte del precio correspondiente a cada tipo de obra.
  • Adicionalmente, interesa identificar el lugar en el que se haya realizado la obra para que pueda acreditarse que la factura corresponde a una obra efectuada en la vivienda habitual del contribuyente.
  • Tipo o tipos impositivos de IVA aplicados.
  • Cuota repercutida de IVA.
    • En el caso de que la cuota repercutida sea de tipo reducido, en la factura se hará constar el coste de los materiales aportados o que se cumple el requisito de que el coste de los materiales aportados no excede del 33% de la base imponible.

 

Tipología de las obras

  • Pueden beneficiarse de la deducción las obras realizadas en la vivienda habitual, o en el edificio en el que se encuentra, desde el 14 de abril de 2010 hasta el 31 de diciembre de 2012, y que tengan por objeto:
  • Mejorar la eficiencia energética, la higiene, salud y protección del medio ambiente en los edificios y viviendas, y la utilización de energías renovables, como:
    instalar paneles solares 

    • mejorar la envolvente térmica del edificio (por ejemplo, mejoras en el aislamiento de ventanas, paredes o cubiertas)
    • mejorar sistemas de instalaciones térmicas
    • mejorar las instalaciones de suministro e instalar mecanismos que favorezcan el ahorro de agua
  • La seguridad y la estanqueidad de los edificios, y en particular la sustitución de las instalaciones de electricidad, agua, gas u otros suministros.
  • Favorecer la accesibilidad al edificio o las viviendas, tales como:
    • instalar ascensores o adaptarlos a las necesidades de personas con discapacidad
    • instalar o mejorar las rampas de acceso a los edificios
    • Instalar elementos de información que permitan la orientación
    • obras de adaptación de las viviendas a las necesidades de personas con discapacidad o mayores de 65 años.
  • No darán derecho a esta deducción: cambiar los muebles de la cocina, hacer o vestir armarios, cambiar azulejos, instalar aire acondicionado, poner puertas interiores nuevas o pintar, si no son trabajos asociados a las obras anteriormente indicadas.
  • Por lo tanto, sí dan derecho los trabajos asociados necesarios para acometer obras que aporten a la vivienda los valores anteriormente citados: accesibilidad, eficiencia energética, estanqueidad, seguridad, salud e higiene, ahorro de agua, protección del medio ambiente y energías renovables

 

Aplicación del IVA reducido

  • El tipo reducido del 7 por ciento (8 por ciento desde el 1 de julio de 2010) se aplicará a obras que cumplan los siguientes requisitos:
    • El destinatario sea una persona física que la destine a uso particular (no actividad empresarial o profesional). También cuando el destinatario sea una comunidad de propietarios por las obras hechas en el edificio en el que se encuentre la vivienda.
    • La construcción o rehabilitación de la vivienda debe haber finalizado al menos dos años antes del inicio de las obras de renovación o reparación.
    • Quien realice las obras no debe aportar materiales cuyo coste supere el 33 por ciento de la base imponible de la operación. Por ejemplo:
      • La colocación del suelo de una vivienda por 10.000 €, correspondiendo 3.000 € a materiales aportados por quien realiza la obra, tributa toda ella al 7 por ciento (8 por ciento desde el 1 de julio de 2010).
      • Una obra por un importe total de 10.000 €, si los materiales aportados ascienden a 5.000 €., tributa, sin embargo, al tipo general del IVA del 16 por ciento (18 por ciento desde el 1 de julio de 2010).
  • Con esta modificación se extiende la aplicación del tipo reducido, hasta ahora limitado a las obras de albañilería, a todo tipo de obras de renovación y reparación
  • En la factura se hará constar el coste de los materiales aportados o que se cumple el requisito de que el coste de los materiales aportados no excede del 33% de la base imponible.
  • El IVA reducido se aplica única y exclusivamente a las tareas de ejecución de obra: en ningún caso puede aplicarse al suministro o venta del material, con independencia de si la venta se realiza a particular o profesional.
    • La actividad de venta en todo caso tributa al tipo normal, del 16% o 18% a partir de julio de 2010.

Código técnico de edificación – CTE – Parte 1 de 4

By | Normativas, ayudas y sector reforma | No Comments

Desde su aprobación el 29 de marzo de 2006, el CTE es el marco normativo por el que se regulan las exisgencias básicas de calidad que deben cumplir los edificios, incluidas sus instalaciones, para satisfacer los requisitos básicos de seguridad y habitabilidad establecidos en la  Ley de Ordenación de la Edificación (LOE). Para fomentar la innovación y el desarrollo tecnológico, el CTE asume como suyo el enfoque internacional más moderno en materia de normativa de edificación: los Códigos basados en prestaciones u objetivos.

cte_125

El uso de esta nueva reglamentación basada en prestaciones supone la configuración de un entorno flexible, fácilmente actualizable conforme a la evolución de la técnica y la demanda de la sociedad y basado en la experiencia de la normativa tradicional.

Ambito de aplicaci?n

Las reglamentaciones del CTE se aplican en las obras de edificaci?n de nueva construcci?n, salvo en aquellas de escasa entidad constructiva y sencillez t?cnica, levantadas sobre una sola planta, que no vayan a asumir funciones residenciales ni p?blicas. Igualmente, el CTE se aplicar? a las obras de ampliaci?n, modificaci?n, reforma o rehabilitaci?n que se realicen en edificios existentes, siempre y cuando dichas obras sean compatibles con la naturaleza de la intervenci?n y, en su caso, con el grado de protecci?n que puedan tener los edificios afectados. A estos efectos, el CTE entender? por obras de rehabilitaci?n aquellas que impliquen:

  • La adecuaci?n estructural, considerando como tal las obras que proporcionen al edificio condiciones de seguridad constructiva, de forma que quede garantizada su estabilidad y resistencia mec?nica.
  • La adecuaci?n funcional, es decir, la realizaci?n de las obras que proporcionen al edificio mejores condiciones respecto de los requisitos b?sicos a los que se refiere el CTE. Se consideran, en todo caso, obras para la adecuaci?n funcional de los edificios, las actuaciones que tengan por finalidad la supresi?n de barreras y la promoci?n de la accesibilidad, de conformidad con la normativa vigente.
  • la remodelaci?n de un edificio con viviendas que tenga por objeto modificar la superficie destinada a vivienda o modificar el n?mero de ?stas, o la remodelaci?n de un edificio sin viviendas que tenga por finalidad crearlas. Respecto a la funcionalidad del edificio, deber? comprobarse el cumplimiento de las exigencias b?sicas del CTE cuando pretenda cambiarse el uso, aunque este cambio no suponga la realizaci?n de obras.

Contenido

Con el fin de facilitar su comprensi?n, desarrollo, utilizaci?n y actualizaci?n, el CTE se ordena en dos partes:

  • La primera contiene las disposiciones y condiciones generales de aplicaci?n del CTE y las exigencias b?sicas? que deben cumplir los edificios.
  • La segunda est? formada por los denominados Documentos B?sicos (DB), para el cumplimiento de las exigencias b?sicas del CTE. Los DB, basados en el conocimiento consolidado de las distintas t?cnicas constructivas, se actualizar?n seg?n los avances t?cnicos y las demandas sociales y se aprobar?n reglamentariamente.

Los documentos b?sicos contienen:

  • La caracterizaci?n de las exigencias b?sicas y su cuantificaci?n, en la medida en que el desarrollo cient?fico y t?cnico de la edificaci?n lo permite, mediante el establecimiento de los niveles o valores l?mite de las prestaciones de los edificios o sus partes.
  • Procedimientos cuya utilizaci?n acredita el cumplimiento de aquellas exigencias b?sicas, concretados en forma de m?todos de verificaci?n o soluciones sancionadas por la pr?ctica.

Fuente de la informaci?n: